La importancia de los signos de puntuación

30 Jun

Hace poco descubrí en la página de Facebook Los que estamos cansados de la Mala Ortografía una aportación que me fascinó, y es que, por si alguien no se había percatado a estas alturas, los signos de puntuación son la clave de cualquier tipo de texto.

Esto es precisamente lo que nos demuestra este texto, es decir,  cómo los signos de puntuación pueden variar totalmente el significado de una frase o  un texto completo y de qué manera podemos jugar con ellos para que el receptor interprete el mensaje a nuestro antojo. Aquí va:

EL TESTAMENTO

 Se cuenta que un señor, por ignorancia o malicia, dejó al morir el siguiente testamento sin signos de puntuación: «Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi hermano Luis tampoco jamás se pagará la cuenta al sastre nunca de ningún modo para los jesuitas todo lo dicho es mi deseo». El juez encargado de resolver el testamento reunió a los posibles herederos, es decir, al sobrino Juan, al hermano Luis, al sastre y a los jesuitas y les entregó una copia del confuso testamento con objeto de que le ayudaran a resolver el dilema. Al día siguiente cada heredero aportó al juez una copia del testamento con signos de puntuación.

Juan, el sobrino: «Dejo mis bienes a mi sobrino Juan. No a mi hermano Luis. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Luis, el hermano: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¡A mi hermano Luis!. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

El sastre: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. Se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Los jesuitas: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. ¿Se pagará la cuenta al sastre? Nunca, de ningún modo. Para los jesuitas todo. Lo dicho es mi deseo».

El juez todavía pudo añadir otra interpretación: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco. Jamás se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Así que el señor juez, ante la imposibilidad de nombrar heredero, tomó la siguiente decisión: «… por lo que no resultando herederos para esta herencia, yo, el Juez me incauto de ella en nombre del Estado y sin más que tratar queda terminado el asunto».

BAvE3w_CIAEMvNL

Anuncios

2 comentarios to “La importancia de los signos de puntuación”

  1. Eddy C. Rodriguez 3 de mayo de 2014 a 16:04 #

    No encuentro el significado para: (…)

    • The Pursuit of Translation 18 de mayo de 2014 a 11:04 #

      Hola, Eddy:

      (…) se utiliza cuando, al copiar un fragmento de un texto, suprimes un apartado del mismo. Te pongo un ejemplo:

      Texto original: Mi nombre es Sandra, nacida en España, y actualmente estudio Traducción e Interpretación.
      Fragmento utilizando (…): Mi nombre es Sandra (…) y actualmente estudio Traducción e Interpretación.

      Espero que esta explicación te sirva de ayuda. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: