Archive | Español RSS feed for this section

Mis descubrimientos léxicos: “hado”

25 Nov

Hado (DRAE)

«alertar de que», no «alertar que»

22 Abr

22/04/2013, vía www.fundeu.es

El verbo alertar, cuando va seguido de una oración encabezada por la conjunción que, requiere la preposición detal y como explica el Diccionario del estudiante.

Sin embargo, el queísmo, el uso incorrecto de la conjunción que en lugar de la secuencia de que, es muy frecuente en las noticias en las que aparece el verbo alertar: «La Universidad Nacional Autónoma de México alertó que en los meses de verano la radiación ultravioleta alcanza niveles de hasta 42 watts por metro» o «Alertó que los días por venir serán complejos y se va a requerir de mucho diálogo y debate».

Lo correcto en estos ejemplos habría sido escribir alertó de que.

Asimismo cabe señalar que, tal y como se indica en el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, alertar también puede construirse con la preposición sobre: «La ONU alerta sobre la falta de fondos para refugiados sirios».

______________________________________________________________________________________________________

Enlace original aquí

La importancia de los signos de puntuación

30 Jun

Hace poco descubrí en la página de Facebook Los que estamos cansados de la Mala Ortografía una aportación que me fascinó, y es que, por si alguien no se había percatado a estas alturas, los signos de puntuación son la clave de cualquier tipo de texto.

Esto es precisamente lo que nos demuestra este texto, es decir,  cómo los signos de puntuación pueden variar totalmente el significado de una frase o  un texto completo y de qué manera podemos jugar con ellos para que el receptor interprete el mensaje a nuestro antojo. Aquí va:

EL TESTAMENTO

 Se cuenta que un señor, por ignorancia o malicia, dejó al morir el siguiente testamento sin signos de puntuación: «Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi hermano Luis tampoco jamás se pagará la cuenta al sastre nunca de ningún modo para los jesuitas todo lo dicho es mi deseo». El juez encargado de resolver el testamento reunió a los posibles herederos, es decir, al sobrino Juan, al hermano Luis, al sastre y a los jesuitas y les entregó una copia del confuso testamento con objeto de que le ayudaran a resolver el dilema. Al día siguiente cada heredero aportó al juez una copia del testamento con signos de puntuación.

Juan, el sobrino: «Dejo mis bienes a mi sobrino Juan. No a mi hermano Luis. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Luis, el hermano: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¡A mi hermano Luis!. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

El sastre: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. Se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Los jesuitas: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. ¿Se pagará la cuenta al sastre? Nunca, de ningún modo. Para los jesuitas todo. Lo dicho es mi deseo».

El juez todavía pudo añadir otra interpretación: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco. Jamás se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Así que el señor juez, ante la imposibilidad de nombrar heredero, tomó la siguiente decisión: «… por lo que no resultando herederos para esta herencia, yo, el Juez me incauto de ella en nombre del Estado y sin más que tratar queda terminado el asunto».

BAvE3w_CIAEMvNL

Ortografía de los números escritos con cifras

23 May

De toda la vida, como se suele decir, cuando escribíamos un número de más de tres cifras, se agrupaban estas de tres en tres y se sepraban los grupos por un punto. Pero ¿sabías que esto ahora es incorrecto? Los grupos de tres deben separarse por un espacio en blanco.

Veáse el Diccionario Panhispánico de Dudas (DPD) (Entrada cuyo lema es números):

2. Ortografía de los números escritos con cifras. Para escribir correctamente los números expresados en cifras, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Al escribir números de más de cuatro cifras, se agruparán estas de tres en tres, empezando por la derecha, y separando los grupos por espacios en blanco: 8 327 451 (y no por puntos o comas, como, dependiendo de las zonas, se hacía hasta ahora: *8.327.451; *8,327,451). Los números de cuatro cifras se escriben sin espacios de separación: 2458 (no *2 458). En ningún caso deben repartirse en líneas diferentes las cifras que componen un número: *8 327 / 451.